Entrevistas

entrev teresa01

“Creo que en nuestra época ocurriría como en el siglo XVI: Teresa de Jesús sería admirada, venerada y seguida por algunos. Y odiada, envidiada y calumniada por otros. ¡Al fin y al cabo, han pasado cinco siglos, pero no ha evolucionado tanto la naturaleza humana!”.

entrevistadapor

Helena, ¿Por qué elegiste la figura de Santa Teresa para escribir su biografía?

Primero me atrajo como escritora, pues es la primera mujer que firma sus escritos y se impone como autora. Y su obra es de una belleza sobrecogedora.
Más tarde me atrapó su carácter. Su fortaleza inmensa a pesar de sus enfermedades, su arrojo, su voluntad, su inteligencia. Y me conmovió lo desoladoramente aislada que debía de sentirse, siendo mujer y débil, luchando sin fuerzas físicas en un mundo de hombres lleno de prejuicios. Y quise descubrir a esa mujer fuerte pero débil, enferma y tan sola, la mujer de carne y hueso, que ha quedado sepultada por cinco siglos de historia y de leyenda sobre su persona.

Por favor, explícanos para todos los que no sabemos o comprendemos, por qué Teresa es considerada como mística, ¿Qué hechos le valieron ese apelativo?

La palabra "mística" puede tener varias acepciones, pero en el caso de Santa Teresa es clara: ella lo es porque llega a unirse con la divinidad, y en toda su extensa obra nos cuenta de distintas maneras esa unión.

¿En qué consiste el misticismo?

El término tiene diferentes significados, parecidos pero no idénticos. En el caso de Santa Teresa, su misticismo consiste en la unión con Dios. Tras fases de preparación, ascéticas, purgativas, el alma llega a una suerte de matrimonio espiritual. En su libro Las moradas del castillo interior, la santa nos cuenta cómo se produce, cuáles son las etapas: “El alma es como un hermoso castillo completamente todo de diamante o de muy claro cristal, cuya puerta se abre mediante la oración”. Una vez dentro del castillo, debemos atravesar siete estancias. En la última, la más profunda, la que se encuentra escondida en lo más hondo de ese castillo, que es nuestra alma, nos espera Dios. Y cuando llegamos a Él, nos colma de esa felicidad inefable de la unión que cantan los místicos de todo el mundo y de todos los tiempos.

¡Suscríbete a nuestro contenido!

Ingresa tu e-mail: